ASIGNATURA PENDIENTE

Autor: Jesús San Martin


Llevamos ya 5 años de crisis que están siendo especialmente demoledores para nuestras empresas. La sequía crediticia sigue su curso y es especialmente dura con las pymes. La banca forzada por la situación y las necesidades de liquidez ha realizado muchas prácticas perniciosas para el devenir diario de la actividad empresarial. Citaré las más perjudiciales. Forzar al empresario a amortizar las cuentas de crédito (que es un instrumento ideal para cuando existe diferencia entre cobros y pagos) o convertirlas en préstamos Ico a 3 años (nadie entiende por qué no se establece más plazo).Lo hacen así porque al ser por medio de Ico, la liquidez, el dinero que mueve el mundo, la aporta ICO y no la entidad aunque el riesgo se mantenga. Lo malo es que 3 años para pagar no es suficiente y el cliente acaba ahogado, con lo cual al final se transforma en un impago y el banco pierde igual, pero por el camino ha destrozado los negocios de los clientes, menudo peaje. Un par de años mas tarde ante la dureza de la crisis se vuelve a refinanciar para salvar los muebles.


Actualmente cuando se solicita un préstamo empresarial tiene que ir acompañado en la mayoría de los casos de aval de los socios, así si hay problemas se pierde también el patrimonio personal. Hay que creer en el negocio dirán muchos. Evidentemente con estas cosas a veces se quitan las ganas de ser empresario. Con la nueva ley de emprendedores de responsabilidad limitada no se puede embargar la vivienda habitual ante un impago de un préstamo sujeto a la normativa. Tengan por seguro que como está el panorama no se va a conceder ninguno a este curioso colectivo.


Por otra parte vamos a hacer hincapié en lo que realmente están pidiendo las entidades a nuestras empresas para que nos puedan apoyar en los proyectos. La labor del asesor tiene que incidir en mentalizar al empresario de que poco a poco su preocupación sea mantener un balance saneado. Las empresas tienen que nacer capitalizadas, con un ejercicio equilibrado. En lugar de hinchar las existencias hay que emplear toda nuestra energía en conseguir beneficios, porque la empresa tiene un valor, es el trabajo de toda una vida, la joya de la corona, que tiene que ser buena y parecerlo. Tenemos que estar orgullosos de ella para transmitirla a nuestros hijos, venderla tal vez... En lugar de tener un deportivo y un chalet en la sierra nuestros anhelos tendrán que centrarse en tener una empresa que origine empleo y beneficios a nosotros y a nuestra sociedad, es un fruto de nuestro esfuerzo y nuestro talento, que tiene o tendrá mucho de nosotros y un legado para quien quiera recogerlo.


Tendrá que estar poco endeudada a corto y largo plazo y trabajar con 2 o 3 entidades dependiendo del volumen, para comparar precios, servicio y productos. En las inversiones habrá que aportar un capital razonable para solicitar financiaciones conservadoras.


En tiempos de crisis es muy difícil respetar estas prácticas, bastante hay con mantenerse, sin embargo es el momento de cambiar de mentalidad y adaptarse a las reglas del juego.




asesoríacorreduría de segurosgestoríafinanciación

Financiero Valladolid
C/ La Lira 2 bajo (entre Torrecilla y S.Martín)
Tel. 983 26 87 26 - Fax: 983 32 00 60
afinanciero@cifuentesgestion.com

Fiser Web
MAPA
Aviso Legal
Web Design: ®mielworks!2012